TRANSFORMANDO MI FUTURO

Transformando Mi Futuro es una iniciativa de la Unidad para las Víctimas, apoyada por Fundación Capital, que consiste en acompañar los proyectos productivos de las víctimas en proceso de reparación. A través de un acompañamiento personalizado y de tecnologías digitales, los apoyamos para que desarrollen su plan de vida y su propio negocio, y fomentando un uso óptimo de la indemnización.

La metodología de Transformando mi Futuro consiste en un trabajo entre pares, donde víctimas del conflicto armado son seleccionadas como gestores empresariales, y su trabajo consiste en acompañar a los participantes en todas las etapas de la iniciativa, motivándolos a trabajar en el surgimiento o fortalecimiento de una actividad productiva, y escuchando sus necesidades y dificultades, convirtiéndose en muchos casos en amigos o personas de confianza con quienes compartir y dialogar.

En una primera fase el Proyecto ha alcanzado aproximadamente a 1.050 participantes en 10 municipios de Colombia, en los departamentos de Santander, Antioquia y Bolívar.

A partir del 2015 la Unidad para las Víctimas ampliará la cobertura de esta iniciativa a nuevos municipios en el país:
1. Atlántico: Barranquilla, Soledad y Malambo.
2. Valle del Cauca: Cali, Buenaventura, Palmira y Tuluá.
3. Magdalena: Ciénaga, Aracataca y Santa Marta.
4. Bolívar: San Jacinto y Carmen de Bolívar.

¿CÓMO SE LLEVA ADELANTE EL PROYECTO?

Una vez se han seleccionado los territorios de trabajo, se procede a hacer una convocatoria a los líderes gestores, que son víctimas voluntarias, es decir, personas que han manifestado su interés de colaborar y apoyar programas sociales a favor de otras víctimas. De la misma manera, se debe proceder a seleccionar a las víctimas participantes del proyecto a través de jornadas de socialización del mismo en los diferentes municipios.

 

Los principales componentes de Transformando mi Futuro que fueron implementados durante el año 2014 fueron los siguientes:

 

a. Elaboración del plan de vida: a través de un taller grupal cada participante elaboró su propio plan de vida, identificando sus fortalezas, proyectándose en el futuro y estableciendo metas claras. Al final del taller se le entregó a cada participante un kit con cuaderno, calculadora, lápiz, tajalápiz, borrador y calendario.

 

b. Diseño del perfil de negocio y plan financiero: con el acompañamiento del gestor empresarial, cada participante definió su perfil de negocio, que le ayudaría a planificar el inicio o mejoramiento de una actividad productiva para aumentar los ingresos del hogar, mejorar su calidad de vida y tomar los pasos necesarios para lograr sus metas.

 

c. Acompañamiento y capacitación: los participantes se capacitaron a través de una tableta digital con la ayuda del gestor empresarial, a través de la cual abordaron 22 módulos de capacitación en temas de educación financiera, emprendimiento y desarrollo humano. Adicionalmente, desarrollaron tareas en el cuaderno de trabajo lo cual generó un mayor nivel de recordación de los aprendizajes.

 

De igual manera, para facilitar la interiorización de los contenidos, fueron enviados a los participantes mensajes de texto a lo largo del proyecto con los aprendizajes de oro, los cuales estaban también presentes en el calendario que les fue entregado durante en el taller plan de vida.

 

Asimismo, se incluyó también un esquema de incentivos para favorecer la participación activa y de las víctimas hasta el final del proyecto, mediante el envío de recargas al celular (por valor de $3.000 pesos colombianos), una vez finalizaban los primeros 11 módulos de capacitación, y cuando se finalizara el programa de formación. Para concluir su participación en el proyecto, los participantes asistieron a una ceremonia de cierre y la entrega de un diploma.

 

d. Grupos de apoyo mutuo y jornada de actividad grupal: con el fin de establecer un mecanismo de acompañamiento sostenible en el tiempo y fortalecer un tejido social debilitado, se crearon grupos de mutuo apoyo entre víctimas que escogieron negocios similares y vivían en la misma área geográfica, mediante los cuales podrían compartir lecciones aprendidas, comprar insumos o contratar asistencia técnica, para reducir costos.

LOGROS DEL PROYECTO

Durante el año 2014, la Unidad de Atención y Reparación Integral a las Víctimas y Fundación Capital implementaron esta iniciativa en una fase inicial, la cual contó con la vinculación de 1.050 víctimas en diez municipios de Colombia en los departamentos de Santander (Bucaramanga, Girón, Lebrija y Floridablanca), Antioquia (Cocorná, San Carlos y San Francisco) y Bolívar (El Carmen de Bolívar, San Jacinto y San Juan Nepomuceno).

 

En la etapa de finalización del proyecto, se realizó una evaluación de procesos y resultados, la cual arrojó múltiples conclusiones, entre ellas, las que se presentan a continuación:

 

– La población víctima vinculada al proyecto logró mayor claridad sobre cómo el uso adecuado de los recursos de la indemnización contribuye a un mayor bienestar personal y familiar.

 

– Se evidenció un aumento del optimismo y la esperanza. Los mensajes relacionados con las capacidades de los participantes para alcanzar sus metas y lograr lo que se propongan, fueron valorados de manera favorable.

 

– Acceso a la tecnología y el fomento de la inclusión digital. Los participantes obtuvieron la confianza necesaria para el uso de la tecnología y lograron avances en su proceso de aprendizaje.

 

– Los equipos de trabajo en campo se vincularon con altos niveles de compromiso y dedicación, lo que se vio reflejado tanto en las relaciones de confianza y familiaridad establecidas con los participantes, como en el cumplimiento de las agendas de trabajo en los núcleos de intervención.

This post is also available in: Inglés