¿CÓMO ES LA POBLACIÓN MICROEMPRESARIA DEL AMAZONAS, EN LA FRONTERA ENTRE BRASIL Y COLOMBIA? - Fundación Capital
20858
post-template-default,single,single-post,postid-20858,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-13.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

¿CÓMO ES LA POBLACIÓN MICROEMPRESARIA DEL AMAZONAS, EN LA FRONTERA ENTRE BRASIL Y COLOMBIA?

Hemos caracterizado a esta población, con el objetivo de desarrollar una metodología para el fortalecimiento de sus capacidades financieras. A continuación les contamos los resultados.

 

La CAF, en articulación con el programa Banca de las Oportunidades del gobierno colombiano y la Caixa Econômica Federal del Brasil, desarrollaron un proyecto con el objetivo de fomentar la formalización de las microempresas, promover el acceso y uso de los servicios financieros y difundir información relacionada con la cultura financiera en la zona fronteriza colombo-brasilera (ciudades de Leticia y Tabatinga). Fundación Capital fue elegida para la implementación de este programa.

Antes de comenzar a desarrollar una metodología, debíamos conocer a la población en profundidad para entender sus necesidades en materia de educación financiera, el uso y la percepción que tienen de los servicios financieros, así como también los miedos y mitos alrededor de la formalización. El objetivo fue obtener buenos insumos para el diseño de los materiales y contenidos de las capacitaciones.

Frente a esta necesidad, planeamos una investigación en ambos países, compuesta por distintas metodologías: revisión de fuentes secundarias, entrevistas in-situ y grupos focales, tanto con microempresarios como con instituciones aliadas, de modo de tener una visión amplia sobre la realidad local.

Durante la investigación, encontramos que aunque existen especificidades para cada país, la zona fronteriza del Amazonas comparte características regionales comunes para Brasil y Colombia:

  • Las ciudades fronterizas de Leticia y Tabatinga tienen grandes dificultades en término de conectividad. La cobertura de internet es deficiente; y la comunicación y acceso a los principales centros urbanos y económicos de Colombia y Brasil es limitada.
  • Hay altos niveles de informalidad, particularmente en los negocios de menor tamaño.
  • Tanto en Brasil como en Colombia existen extensas áreas de protección ambiental y reservas indígenas, que preservan el territorio de la economía extractivista e intentan preservar la cultura de los pueblos indígenas.
  • La región tiene un gran potencial basado en el turismo de naturaleza y turismo cultural. La pesca es una actividad económica relevante en ambas ciudades, y se suelen utilizar aún técnicas artesanales.
  • En la zona existe un intenso intercambio comercial trinacional (Colombia-Brasil-Perú), por lo que las variaciones en el tipo de cambio tienen un impacto importante en la economía de los hogares.

Por otro lado, a la hora de indagar sobre las aspiraciones financieras de los microempresarios, nos dimos cuenta de que éstos privilegian la inversión por sobre el ahorro (y no perciben el ahorro como una inversión). Los microempresarios declaran que prefieren invertir los excedentes generados en el crecimiento del propio negocio, en lugar de ahorrar el dinero en un banco.

“A mi no me gusta dejar la plata ahí quieta en un banco sin producir, prefiero moverla, ponerla a andar en mi negocio…” Microempresaria que posee un Salón de Belleza.

La gestión de los presupuestos, tanto del hogar como del negocio, suele manejarse de forma intuitiva, sobre todo en contextos de alta informalidad. Existe poco control y registro escrito sobre los ingresos y egresos; y en su mayoría prevalecen las cuentas mentales y elaboración de presupuestos aproximados.

“Yo voy llevando las cuentas de lo que vendo a diario, a veces anoto pero no siempre… de lo que me va entrando le voy metiendo al negocio…” Microempresario con un puesto de dulces en la calle.

A partir de esto nos preguntamos: ¿cómo es la relación que los microempresarios tienen con el sistema financiero?

Encontramos que los microempresarios perciben que los productos de ahorro ofrecen intereses muy bajos en comparación a las inversiones, que los trámites para acceder a préstamos son muy complejos (especialmente en Brasil) y que se desconocen los beneficios de introducir medios de pago electrónicos en sus negocios. Si bien han oído hablar de productos y servicios financieros, las instituciones financieras no son percibidas como aliadas para crecer. Además, en ambos lados de la frontera se reportó la presencia de prestamistas informales con altas tasas de interés: gota a gota en Colombia y agiotas en Brasil.

En relación a la formalización, la primera reacción que surge de forma espontánea gira en torno a la complejidad del proceso y a los costos e impuestos asociados a ella. En general, sin embargo, se desconocen los procedimientos e implicaciones de formalizarse. En Brasil, pese a que existe una figura legal simplificada para microempresarios individuales, se percibe que la la carga impositiva es muy alta y que el trámite de formalización es muy complejo y burocrático. En el caso brasileño, la formalización se percibe cada vez más como una obligación difícil de evadir debido al control de las instituciones del Estado. En Colombia, en cambio, existe una percepción de que “no pasa nada” si uno es informal y de que hay una ausencia de control por parte del Estado.

Por otra parte, el vivir en una zona de frontera es percibido más como un obstáculo que como una oportunidad. Existe una percepción de abandono por parte de las instituciones del Estado, tanto en Brasil como en Colombia, que afectaría la competitividad de la región y haría más difícil hacer negocios en la zona. Además, se percibe que las tasas de cambio afectan la actividad económica.

“Este año ha estado muy duro porque los brasileños casi no están viniendo a comprar a Leticia, porque el real ahora vale menos y no les rinde la plata como antes…” Microempresario con una tienda de indumentaria.

Tanto en Colombia como en Brasil se desconocen los beneficios de la recientemente creada Zona de Libre Comercio de la Región Fronteriza (Refront), que abarca a las dos ciudades gemelas de Leticia y Tabatinga.

Finalmente, descubrimos que todas las oportunidades de formación que se presenten como herramientas para el crecimiento y fortalecimiento del negocio son atractivas para los microempresarios y pueden tener mayor poder de convocatoria.

Gracias a esta caracterización de la población microempresaria de Tabatinga y Leticia, hemos desarrollado una metodología de capacitación específicamente adaptados a la realidad de la frontera amazónica. Se trata de una metodología no tradicional, basada en el trabajo de campo, que busca sobre todo lograr espacios dinámicos y participativos de construcción del conocimiento, orientados a fortalecer capacidades y habilidades financieras. Se enfoca en temas prácticos y concretos, y es de corta duración para adecuarnos a las limitaciones de tiempo de los microempresarios. Los temas que abarca son: presupuesto, crédito, ahorro e inversión, gestión de riesgos y seguros, formalización y negocios en frontera.

Esta metodología se ha construido además de la mano de importantes socios locales, instituciones comprometidas con el desarrollo económico de la región amazónica y con el fortalecimiento de las capacidades de los microempresarios:

  • En Colombia: la Cámara de Comercio del Amazonas, la Caja de Compensación del Amazonas CAFAMAZ, la dirección regional del Departamento para la Prosperidad Social, la Fundación de la Mujer, el Banco W y la Gobernación del Amazonas.En Brasil: el SEBRAE, la Prefeitura de Tabatinga, la Defesa Civil, el Sindicato de Pescadores Artesanais de Tabatinga y el IFAM.

A lo largo del camino de este proyecto binacional publicaremos actualizaciones sobre la realización de los talleres, aprendizajes y resultados.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.