platarboles

¿PUEDE LA PLATA CRECER EN LOS ÁRBOLES?

¿Qué pasa cuando dejas volar la imaginación de un grupo de jóvenes creativos y con ganas de cambiar el mundo? Nos aliamos con estudiantes de diseño de la Universidad de los Andes y les propusimos un reto, ¡los resultados te sorprenderán!

EL RETO

¿Recuerdas a Jairo Ordóñez y su tabla de ahorro programada? Una innovación desarrollada en terreno para favorecer y motivar el ahorro por parte de los participantes de Produciendo por Mi Futuro en el área de Nariño. A partir de esta tabla, les pedimos a los estudiantes que desarrollaran nuevas propuestas de diseño para visualizar el ahorro. Estas propuestas debían promover la autonomía y la constancia en los hábitos de ahorro de diferentes comunidades vulnerables, fomentando un comportamiento financiero que permita a las familias mejorar el control sobre sus gastos e ingresos.


jairete

LA INVESTIGACIÓN

Y el proceso comenzó como deben comenzar todos: escuchando y aprendiendo de las partes interesadas y los futuros usuarios. Los estudiantes llevaron a cabo una investigación de campo en la vereda La Vega (corregimiento de San Joaquín), a través de la cual evaluaron las diferentes dinámicas de ahorro existentes a nivel individual y comunitario.

La metodología incluyó diferentes actividades con la comunidad, como entrevistas y cartografías sociales e individuales. Así, se lograron identificar diferentes roles respecto al ahorro comunal y un amplio abanico de actitudes respecto a las finanzas individuales.

 

 

LOS APRENDIZAJES

Se identificaron 6 comportamientos clave, comunes en las familias entrevistadas y que arrojan importantes enseñanzas sobre los comportamientos financieros del grupo:

  1. Se toman riesgos altos a la hora de invertir capital
  2. Algunas personas usan sus ahorros para pagar gastos fijos
  3. El dinero está constantemente en movimiento dentro de la comunidad
  4. Hay ayuda financiera por parte de familiares
  5. Existe un alto grado de incertidumbre sobre las oportunidades de trabajo o ingresos
  6. Hay una red intangible de ahorro en la comunidad
  7. Existen redes de apoyo a nivel familiar y comunitario

 

LAS PROPUESTAS

Al rediseñar la tabla de ahorro programado de Jairo, los estudiantes buscaron incentivar y visualizar el ahorro individual, incorporando a su vez en el diseño las dinámicas de ahorro comunitario localizadas en la vereda La Vega. Los productos propuestos son dos, uno para adultos y otro para niños en edad escolar.

Captura de pantalla 2017-01-31 a las 14.34.48

“Mi casita fuerte” proporciona una herramienta de ahorro programado amigable y flexible con el estilo de vida de sus usuarios, contribuyendo a su empoderamiento y a un mejor manejo de sus finanzas. La propuesta comprende el uso de dos alcancías: una en forma de cubo y otra de base cuadrada, que forman una casa cuando están unidas. El nombre y la forma del producto ponen el énfasis en lo familiar para lograr una mayor apropiación por parte de los usuarios, y el juego de palabras está ligado a la seguridad que proporciona el ahorro a través de este producto.

Mi casita fuerte se desarrolla en tres niveles: principiante, intermedio y avanzado. Las dos primeras se realizan utilizando la caja en forma de prisma o tejado de la casita, mientras que para la tercera se utiliza el cubo. El objetivo de establecer tres etapas es precisamente lograr un desarrollo progresivo del hábito del ahorro y trabajar para afianzarlo. A medida que los usuarios avanzan, el nivel de exigencia y compromiso se incrementa. La segunda y tercera etapa suman el ahorro grupal al individual. Sumando las tres etapas, el ciclo de ahorro se extiende a lo largo de todo un año.

 

 

La plata sí crece en los árboles” es una propuesta destinada a niños entre 8 y 13 años. Tras varios prototipados y testeos para mejorar la herramienta, la propuesta final incluye una alcancía en forma de árbol, creada con materiales reciclados, para incentivar el ahorro entre los niños de familias en situación de vulnerabilidad. La actividad está pensada para desarrollarse en el colegio, con la ayuda de un profesor/a que guíe la realización de la alcancía y exponga los objetivos con claridad, y por eso el producto incluye una guía para el docente. La forma de árbol hace que el ahorro se visualice mediante las hojas que cuelgan de las ramas, por lo que cuantas más hojas tenga el árbol, más plata habrán ahorrado los alumnos, y permite unir el concepto del ahorro con cuestiones mediambientales. Las hojas del árbol corresponden a especies emblemáticas de las cinco regiones colombianas.

El producto también cuenta con una versión digital. Tanto en la versión física como en la digital, los árboles de todos los niños se colocan juntos, formando un bosque, lo que permite estimular el ahorro y establecer cierta competitividad sana al comparar el árbol propio con el de los demás.

 

Captura de pantalla 2017-01-31 a las 14.55.18

 

This post is also available in: Inglés

Sin comentarios

Escribir un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.